19/11/2023

Financiamiento de data como activo: el poder económico de la información

Compartir en:

FacebookLinkedIn

En este cambiante mundo de las finanzas y toma de decisiones, la información se ha convertido cada vez más en un recurso valioso e imprescindible. Hoy en día continúan surgiendo nuevas iniciativas y compañías innovadoras como aquellas que funcionan bajo la metodología Data as an asset

En este sentido, es importante recordar que los burós de crédito han sido los primeros en utilizar la información como recurso. Estas instituciones tienen una larga historia de proporcionar información (tanto financiera como variables adicionales) a una gran cantidad de entidades.

Tabla de contenidos:

  1. Qué es un activo
  2. Cómo funciona el financiamiento de data como activo
  3. Ejemplos de esta metodología
  4. Los beneficios de la data para las empresas

Qué es un activo

Según Economipedia, un activo es un “recurso con valor que alguien posee con la intención de que genere un beneficio futuro (sea económico o no).”  Hay que resaltar que la importancia de los activos radica en su capacidad de generar beneficios para quien los posea. 

La definición de activo en este contexto es sumamente importante debido a que existen tipos de activos: tangibles e intangibles. Los tangibles son aquellos de los que se habla comúnmente como efectivo, maquinaria, equipos y bienes; por su parte, los intangibles pueden ser patentes, software, sitios web y plataformas digitales. Los bancos de datos y la información son activos intangibles. 

Cómo funciona el financiamiento de data como activo

Es aquí donde entra la complejidad de valorar lo intangible, cuantificar el valor de la información. La data como activo depende en gran medida del proceso de la valuación de la misma. Los burós de crédito llevan décadas utilizando el historial crediticio como un activo. 

Estas entidades especializadas recopilan y gestionan información crediticia de otras organizaciones y personas para analizarla y generar un puntaje o reporte. Existen diversas variables que se procesan bajo esta metodología, algunas de estas son: historial financiero, deudas, límites de crédito y comportamiento de pago. Todos estos actúan como criterios indicadores de responsabilidad financiera.

Sin embargo, existen nuevas iniciativas en el ámbito de fintech que toman un enfoque diferente a esta realidad de utilización de información para obtener financiamiento, es decir, monetización de los datos.

Dada la novedad en la oferta de alguna de estas nuevas compañías en las cuales se utiliza la información como activo para optar y obtener préstamos, un factor importante es la escasez de compañías con estándares de medición claramente definidos para evaluar la data. 

Esto se debe al hecho de que, hasta el momento, no existe un estándar universal bajo el cual regirse en el proceso de categorizar y tratar la data. La falta de estos estándares puede llegar a dificultar la tarea de asignar un valor económico a la información. 

Es aquí donde entra en juego el machine learning, las empresas de la industria cuentan con programas patentados que les permiten optimizar el proceso de valuación. 

Así también, la metadata y su manejo es de suma importancia. La gestión de metadatos es el proceso de limpiar, clasificar y ordenar los datos de manera que su integridad y exactitud estén garantizados.

Es importante recalcar que cada firma o agencia consultora cuenta con una metodología propietaria para procesar los datos de sus clientes.

Ejemplos de esta metodología

La realidad de data as an asset, la data como activo, ha estado presente para instituciones como los burós desde hace años. Sin embargo, existen nuevas iniciativas de negocios con data que abarcan un campo más amplio que solo el manejo de información por parte de las organizaciones y las invita a dar el gran paso de convertir este manejo en el centro de sus operaciones.

Esto requiere grandes pasos que les permitan a las organizaciones apreciar el valor real de la información, más allá de su rol de producto de una serie de procesos, y requiere entender el potencial de la misma para transformarse en una empresa centrada en su información.

Un ejemplo importante de un caso de éxito es el de Gulp Data, una empresa de fintech fundada en el 2021, pionera en su clase, que otorga préstamos a compañías emergentes utilizando data como base para el préstamo y que, para ello, emplea un proceso de tres pasos: llenado de un cuestionario, envío de información y oferta por parte de la compañía.  Una empresa ejemplo de innovación financiera basada en datos. 

El primer paso consiste en extraer datos básicos clave que serán posteriormente contrastados con una métrica preestablecida. El segundo paso es el envío de muestras significativas de la data que, con información adicional, será evaluada por la empresa. Por último, el personal experto de la compañía hará una oferta basada en la valuación de lo compartido. 

De la misma manera, existen otros grandes actores que han tenido contacto directo con esta nueva forma, como American Airlines, LinkedIn y Microsoft, entre otras; siendo las dos primeras un gran ejemplo de ocasiones en las cuales la data de las compañías tenía un valor mayor al del mercado de la misma compañía. 

American Airlines logró utilizar su data como una garantía que le permitió obtener préstamos por cantidades masivas, actuando como un activo de gran valor financiero.

En concreto, el programa y la información de viajeros frecuentes de la aerolínea fue valuado por analistas entre los 18 y 30 billones de dólares, más del doble del valor de la compañía. Por ello, utilizando el programa de viajeros frecuentes como colateral, la compañía logró recaudar 30 billones de dólares.

De la misma manera, otras aerolíneas como Delta y United han utilizado sus programas de fidelización como garantía para la obtención de algún beneficio económico. 

Los beneficios de la data para las empresas

El aprovechamiento del valor de la información presenta múltiples beneficios para las empresas, estos pueden ser:

  • Mejora y agiliza la toma de decisiones
  • Ayuda a optimizar procesos y generar mejoras operacionales
  • Mejora la segmentación de clientes 
  • Optimiza costos
  • Genera nuevos ingresos al comercializar los datos

Los rápidos cambios en el mundo fintech suponen nuevos conceptos, retos y oportunidades; entre estos, la financiación no dilutiva. El reconocer el valor de los datos como un activo, tal y como otros aspectos y activos de la compañía, abre una gran cantidad de puertas diferentes a las que se han usado por años al emplear la información de los burós. 

En resumen, data as an asset o data como activo es una industria que se enfoca en estrategias para aprovechar los datos y generar ingresos. La industria fintech, en particular, está transformando la forma en que las empresas acceden al capital, utilizando datos como garantía en lugar de depender de la banca tradicional. 

A medida que esta metodología evoluciona, se presenta un desafío en la valoración de activos intangibles, ya que no existen estándares universales para este proceso. 

En Acredita, tenemos más de dos décadas de experiencia trabajando con información financiera, por eso sabemos que esta nueva modalidad de data como activo es una gran adición a la información financiera que se maneja en los burós.

Al combinar la información financiera de los burós con información adicional como lo pueden ser comportamientos de compra de algún periodo particular, cantidades, promedios, tipos de productos o tiendas; por ejemplo, se pueden mejorar notablemente los modelos predictivos con los que llevamos años trabajando. Esto significa que los modelos de análisis de riesgo pueden verse mejorados en gran medida, lo que es un beneficio directo en el proceso de toma de decisiones.

Te invitamos a mantenerte al tanto de las nuevas tendencias. ¡En Acredita, te informamos sobre las nuevas tendencias en la industria del fintech y manejo de la información!

Aprovecha la información, ¡Conoce nuestros servicios y contáctanos! 

Highlights del artículo

  1. El valor de la información como recurso: En un mundo financiero en constante cambio, la información se ha convertido cada vez más en un recurso valioso e imprescindible, es por ello que en la actualidad podemos hablar de la economía de la información. Además de los burós, empresas innovadoras están adoptando la metodología «Data as an asset,» reconociendo que la información puede generar beneficios significativos.
  2. La valoración de datos como activo: La valoración de datos como activo es compleja y depende en gran medida de la metodología utilizada por cada empresa. Tradicionalmente, los burós de crédito han sido pioneros en el uso de datos como activos, pero las nuevas empresas fintech están tomando un enfoque diferente, lo que destaca la necesidad de estándares de medición claros.
  3. Ejemplos de éxito y beneficios empresariales: Se presentan ejemplos como American Airlines, que han llevado a cabo procesos de financiamiento de datos. Se resaltan los beneficios de la información para las empresas, cómo mejorar la toma de decisiones (data driven decision making), optimizar procesos y generar ingresos adicionales.